Todas nuestras jornadas y foros en nuestros canal de Youtube

Un nuevo enfoque ha venido a revolucionar los sistemas de prevención y gestión de la salud, donde la tecnología y la digitalización son la herramienta habilitadora de este cambio. La demanda de servicios digitales cada vez más personalizados y la protección de la privacidad son dos aspectos claves en el futuro de los servicios de salud públicos y privados. Personalización, inmediatez y transparencia son los ejes sobre los que empresas y administración pública deben gestionar la revolución tecnológica de la salud.


Estas fueron las conclusiones más interesantes que se escucharon en la I Jornada sobre la Revolución Digital en la Salud, organizada por DigitalES en colaboración con la escuela de negocios IE Business School, en la que nos acompañó el consejero de Sanidad de la CAM, Enrique Ruiz Escudero, el presidente de DigitalES, Eduardo Serra y el presidente de IE, Diego del Alcázar.


En este encuentro, en el que participaron diferentes expertos, sector público y privado abordaron los retos digitales que afectan al sector sanitario, partiendo de una visión global de atención y gestión sanitaria hasta las tecnologías y aplicaciones que están cambiando el cuidado de la salud y su tratamiento.


El Consejero Sanidad de la Comunidad de Madrid recordó la “alta calidad asistencial” de la región y la buena posición de los 34 hospitales de Madrid. Ruiz Escudero destacó la importancia de la tecnología para mejorar y sostener cada vez mejor la calidad asistencial y “no solo ganar años a la vida, sino ganar vida a los años”. Para ello “necesitamos dotar de herramientas más tecnológicas a todos los niveles para que mejoren diagnósticos y tratamientos”. Algo que según el consejero, debe contar con la colaboración público-privada “dado que una administración pública es difícil que pueda seguir las continuas novedades y avances en tecnología sanitaria”.


En la misma línea se expresó el presidente de DigitalES, Eduardo Serra, que señaló que frente a un ambiente de “desconfianza mutua”, cada vez más el sector público sanitario y privado están destinados a colaborar y complementarse, con el fin de garantizar una atención global y de calidad sociosanitaria.


Por su parte, Diego del Alcázar, presidente del IE, reflexionó sobre la necesidad de adaptar la formación a los cambios de la transformación digital, una realidad a la que responde la escuela de negocios Business School con sus programas sobre innovación en el sector sanitario.

Personalización, inmediatez y transparencia son claves para gestionar la revolución tecnológica de la salud

Hacia un modelo de paciente-usuario activo


La jornada comenzó con una mesa dedicada a la gestión sanitaria y los retos digitales en un escenario donde la aplicación de la tecnología será fundamental para lograr un sistema sostenible y de calidad. En esta mesa participaron el subdirector de TI del Ministerio de Sanidad, Juan Fernandez Muñoz, el director de sistemas TI de la CAM, Jose Antonio Alonso Arranz, el jefe de la Unidad de Investigación en Telemedicina del Instituto Carlos III, Adolfo Muñoz Carrero, el director TIC del grupo Quirón Salud, Ángel Blanco y el director de desarrollo de seguros DKV, Julio Roca.


Moderada por la directora general de DigitalES, Alicia Richart, la mesa analizó el reto de la cohesión territorial de nuestro sistema sanitario y los proyectos públicos tecnológicos más destacados: la tarjeta sanitaria, la historia clínica digital y la receta electrónica, que son los servicios más valorados por los ciudadanos.


Desde la parte del sector privado se destacó la importancia de poner la tecnología al servicio de buenos sistemas de atención y prevención donde le paciente-usuario va a exigir una personalización y capacidad de decisión mayor. Tanto en la información que recibe, como en cómo la recibe, el paciente requiere “menos paternalismo” y más personalización, tanto dentro como fuera del hospital. Lo que ya se hace llamar “costumización” del paciente, significa que las personas quieren tratar su salud como tratan con su banco o con su agencia de viajes: ser parte activa en la toma de decisiones, con inmediatez, personalización y transparencia en el servicio.


Para este reto será importante no solo la manera de relacionarse con sus médicos y su servicio de salud, sino también la manera como se tratan sus datos con garantías y seguridad. Tema en el que se profundizó en las siguientes mesas.

El paciente requiere “menos paternalismo” y más personalización, tanto dentro como fuera del hospital

Atención al paciente y digitalización


En la segunda mesa de la jornada participaron el director de transformación digital en salud de Indra, Ángel Horta, el gerente de proyectos e-health de Telefónoca, Julio Jesús Sánchez, la general manager de healthcare de DXc, Marisa Felipe, y el socio de Health de Everis, Alberto Borrego.


Moderada por la directora de contenidos de DigitalES, Elena Berruguete, la mesa abordó los retos de transformar la tecnología ya existente en soluciones útiles para los pacientes que mejoren la experiencia de uso, que ofrezcan un resultado de salud demostrable y que sean capaces de atender la demanda con garantías y eficiencia.


Para ello es necesario que la atención al paciente desborde los límites del hospital y sea capaz de trasladarse allí donde se encuentra éste. El concepto de “hospital líquido” y “omnicanalidad” se mencionó varias veces a lo largo de la mañana.  


Además de la omnicanalidad como herramienta, el desarrollo de aplicaciones o apps se está consolidando como elemento protagonista, por lo que los expertos señalaron la necesidad de contar con directrices básicas por parte del Ministerio de Sanidad sobre cómo deberían ser esas apps para garantizar la protección de datos y su seguridad.  


A su vez, la consulta médica podría pasar a ser prescriptora de determinadas herramientas tecnológicas, para lo que se requerirá una mayor formación profesional del personal sanitario en este sentido. Así, por ejemplo, el “gamming” o juegos programados para la salud, están dando “buenos resultados”. 

Los expertos señalaron la necesidad de contar con directrices de la Administración sobre cómo deberían ser esas apps para garantizar la protección de datos y su seguridad.  

Servicios sanitarios innovadores


En la última mesa de la mañana participaron el director de análisis y consultoría de IDC, Jose Antonio Cano, la general manager de Healthcare de General Electric, Belén Soto, el director de operaciones de Cisco, Xavier Massa, el senior manager de Healthcare de EY, Óscar Gil, y el director del área de salud de IBM, Juan Carlos Sánchez. 


El grupo de expertos trataron los retos de diseñar tecnología innovadora que responda a las necesidades del sector y garantice la seguridad de los datos, necesarios e imprescindibles para las herramientas de Inteligencia Artificial y de personalización. 


El uso de wereables como pauta habitual de cuidado personal de la salud facilita la conectividad y la monitorización, la robótica en el entorno hospitalario estará cada vez más presente para optimizar procesos, los datos clínicos son claves para el desarrollo de sistemas cognitivos de diagnóstico y abren un campo de reflexión y regulación con respecto a la seguridad y a los aspectos éticos que serán, sin duda, protagonistas de la revolución sanitaria que debe adaptarse a la digitalización de la sociedad ya en marcha.